Plumpy’nut y la codicia

r-PLUMPYNUT-SOMALIA-large570

Hace cuatro años algunas personas recibimos información de un gran científico, del cual no voy a decir su nombre por respeto a su anonimato, acerca de un alimento terapéutico llamado Plumpy’nut, el producto es fabricado por la compañía francesa “Nutriset”.

Plumpy’nut está hecho a base de pasta de cacahuate con lo cual la empresa Nutriset tiene la patente de dicho producto, y por supuesto dicha compañía está empeñada en proteger sus intereses, argumentando que es necesario proteger la patente para garantizar la elaboración de este alimento.

Las ventajas de Plumy’nut son que está elaborado con pasta de cacahuetes, aceite vegetal, azúcar en polvo, leche en polvo, un añadido extra de diversas vitaminas y una amplia variedad de minerales, fósforo, zinc, potasio, cobre, yodo, selenio, sodio, calcio, etc. No requiere ningún tipo de preparación previa o refrigeración y posee dos años de vida útil, lo que hace que sea un alimento práctico y muy completo para la gente en los países donde la hambruna es muy común.

Si bien es cierto que nada sustituye a una alimentación normal y lo ideal sería que cada persona en el mundo tuviera el derecho universal a una alimentación digna y sana, que cubriera todas sus necesidades nutricionales, lo cierto es que Plumpy’nut ha demostrado su eficacia a la hora de combatir la malnutrición, más aun teniendo en cuenta que aproximadamente 25 mil niños en el mundo mueren cada día a causa de la hambruna, los beneficios del producto están demostrados científicamente, por lo cual al menos parece ser un buen paliativo, y que por supuesto ha salvado la vida de miles de niños en África.

El sistema económico que rige en el mundo promueve la codicia, la deshumanización, antepone los intereses económicos sobre cualquier cosa, y el caso de Plumpy’nut es un ejemplo más, de lo caótico que es este sistema, la compañía francesa protegiendo sus intereses contra otras organizaciones que supuestamente son sin ánimo de lucro que también quieren fabricar ese alimento, la típica situación de la pelea por las patentes, mientras miles de personas siguen muriendo por el hambre a diario.

La mayoría de los gobiernos que solo son títeres de las grandes corporaciones solo siguen ordenes de estas, y están al servicio de estas. Por ejemplo un tratamiento de Plumpy’nut para dos meses cuesta alrededor de 60 dólares por persona.

Pero gobiernos como el de Estados Unidos y las grandes multinacionales como la industria farmacéutica solo están interesadas en venderle a África costosos y tóxicos antirretrovirales como el AZT para tratar el SIDA, cuando el mismo Premio Nobel Luc Montagnier que es un experto del SIDA, dijo hace tres años en un documental llamado House of Numbers, que para reducir la incidencia del SIDA en los africanos, ellos necesitan tener una buena nutrición, agua potable, antioxidantes adecuados, y medicamentos para las enfermedades clásicas como la malaria y la tuberculosis, recursos con los que evidentemente no cuentan los africanos y demás países pobres.

En conclusión esto solo es una muestra, que vivimos en una época ya de grandes adelantos científicos, pero la locura de ese 1% de la élite mundial que hasta ahora han manejado las cosas a su gusto en casi todo el mundo, han provocado muchas tragedias en el mundo como son las guerras, cuando ya en estos momentos podríamos y deberíamos tener un mundo mejor para todos.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s